Infraestructura 2019-09-28T13:30:52-04:00

ENCLAVADOS EN PLENA CORDILLERA, TRANSITANDO POR LA RUTA HISTÓRICA

Manos, esfuerzo e inteligencia en el campo de la comuna de Fresia. De emprendimientos, amistad, belleza escénica natural y del alma.

Por Gustavo Cid Asenjo

Periodista

Aunque sea en una pequeña porción, recorrer parte del Camino Real, en Fresia, es como insertarse en un mundo en el que no se convive con las vicisitudes críticas del día a día de una metrópolis o de esta a veces despiadada y cruenta sociedad global en la que estamos insertos, de cemento y agobio.

Pero, no estando aislado de este mundo de modernidad y tecnología e ideas, el campo fresiano, sus rutas sin pavimento ni peajes, sólo de mantención, nos llevan a parajes sin iguales, donde la pre cordillera invita a la vista fija hacia montículos, riachuelos, animales que buscan el pasto verde de nuestro sur, los nativos y también las especies introducidas en la ganadería y en la agricultura, sin que se pierde la esencia  de la tierra pródiga, su escenario de naturaleza sin límites, donde el espacio es infinito, como el deseo de estar y ser…

Y aquí, quienes rodean, circundan, habitan y producen en el CAMINO REAL, así lo sienten, por vocación, por herencia de sus progenitores, porque algún día llegaron a este paraíso o por la simple necesidad de la reconversión productiva que asume la modernidad, pero mantiene la naturalidad y el amor –que se comparte- con la naturaleza hecha emprendimiento.

BELLEZA Y PRODUCTIVIDAD EN LA RUTA

Una tarde de agosto de 2019, en pleno desarrollo de la ejecución del proyecto FRESIAAHORA-CAMINOREAL, fuimos al encuentro de lo que marca el objetivo central de esta iniciativa: esta ruta más que bicentenario, en plena actualización vista a escala humana y económica.

El alcalde de Fresia Rodrigo Guarda Barrientos fue el anfitrión, en tanto estima, este proyecto potencia la gestión que en sus dos períodos al mando de la administración municipal ha realizado en pro de revitalizar esta, la ruta más antigua del país, permitiendo, por tanto, la iniciativa de FRESIAAHORA, visibilizar aún más lo que en su momento fue bastión territorial clave de la política vial de la corona española.

La invitación fue extendida a los ejecutores de este proyecto adjudicado a través del del Fondo Regional de Medios: su coordinadora, Leny Mardorf González y su director, el periodista Gustavo Cid Asenjo. Nos acompañó también el encargado de Fomento Productivo de la Municipalidad, Ariel Assad, de gran conocimiento y “verbo” en la materia lo que permite, junto a la postura del jefe comunal vislumbrar más esfuerzo, tesón y ejecución de políticas locales hacia esta ruta histórica, su entorno eminentemente turístico, agropecuario, comercial y de emprendimientos de pequeños empresarios, como la inversión que pueda llegar si ha de ser guiada bajo la experiencia, la solidez profesional y el espíritu visionarios de los personeros mencionados, que se desprende no han de escatimar esfuerzos para continuar abriendo futuro.

Un futuro que ya tiene sus bases sólidas.  Y esta estructura de comercios, aunque cuantitativamente todavía menor, pero cualitativamente de gran envergadura, es una realidad que se comienza a percibir apenas iniciado el viaje.

Una “aventura” hacia lo que no es muy visible en el mercado habitual, del comercio tradicional publicitado o bien tomado en consideración por los grandes medios de comunicación (salvo Lugares que Hablan de Francisco Saavedra) pero que, como pudimos comprobar, gracias al propio esfuerzo, talento y cariño  de quienes tuvieron la gentileza de recibirnos, al apoyo estatal, al interés del Municipio local, son hoy una realidad creciente, cada vez más próspera, más universal, en tierra fértil como la imaginación, pensamiento de quienes, sus propietarios, con sentido de familia y legado patrimonial exhiben la grandeza de este turismo rural; la producción limpia del campo, manos prodigiosas que cultivan, hilan y construyen todo lo que hoy ya es parte del orgullo fresiano.

ALPACAS. LANAS E HILADO: ¡EXCLUSIVO!

Estuvimos en  el Fundo Maule, cerca de Tegualda en el Taller de la Bonna. No importa sortear un camino complejo por la lluvia; importa que a poco andar se observan las alpacas, nervio y motor de este emprendimiento de Bonni Carrier y su esposo. Se trata de “ALPACAS TEGUALDA”, conocida en la red como alpacascaminoreal @gmail.com, empresa familiar imbuida netamente en los alcances e historia de esta ruta.

Mientras las alpacas muestran su belleza, un sentido de majestad, distinción y elegancia, Bonni hila a mano la lanas para hacer tejidos exclusivos, exportables al mercado nacional e internacional, con reconocimiento en escenarios calificados donde las muestras de esta productora y colaboradoras han exhibido la calidad de un  proceso de hilado que, conservando lo natural, se ha modernizado permanentemente en mejorar maquinaria para aumentar el ritmo de producción.

No es fácil sustraerse  a la habilidad de Bonny y la mirada de orgullo consentido de su esposo. No es igual que estar en la frialdad de un local de producción industrial, lejos diferente; la personalización, el cariño por las lanas, las alpacas y la propia tierra donde viven, hacen una total diferencia.

Además, una buena “conversa”, aunque el tiempo se agote.

RUMBO A UNA DELICIA DE NIVEL MUNDIAL

Por eso, bajo la “milimétrica” agenda de Ariel Assad, partimos rumbo a otro emprendimiento. Conduce Rodrigo Guarda, quien nos va contando detalles de la ruta, de su entorno, de su potencial, mientras llegamos  al sector Patollico. Ya allí nos detenemos en uno de los más conocidos emprendimientos de la comuna, apetecidos en casi todo el orbe, hasta donde han llegado los productos, las mermeladas artesanales y más, según la evolución de la empresa.

Nos recibe Soraya Álvarez de “DELICIAS DE FRESIA-PATAGONIA”

Mermeladas en base a fructuosa, productos light, bajo la atenta supervisión de una instancia clave: la ingeniería en alimentos. Soraya Alvarez, vivió entre otros avatares, la crisis de la leche en 2006, en la propiedad de su familia. Frente a una situación compleja, dice. “nunca me di por vencida y tuve que optar por la reconversión”. Es decir, se deduce, poner valor agregado a la leche, cambiando una y otros vez las ollas tradicionales, adquirir maquinaria nueva y nuevas fuentes de financiamiento, insumos y provisión de productos para dar vida a la industria que hoy localiza en su campo y que, por su calidad, también traspasa fronteras.

Ha estado en las mejores exposiciones de Chile y del mundo, como la Expo-Francia-Internacional , pero antes tuvo que tocar puertas en algunas tiendas locales y regionales, proponiendo el sabor y calidad de lo que su talento fue capaz de hacer, “en forma gradual”, indica, junto con reconocer el apoyo de las autoridades a “las manos campesinas, con la calidad chilena.

También supo de la expresión productiva de esta mano fresiana la Expo de Milán y se prepara para nuevos desafíos, porque el Camino Real es su entorno y el mundo su mercado, junto a las familias del sector Patollico, que trabajan con ella.

Dulce aventura, con dulce futuro. El alcalde Guarda, le expresa su orgullo como autoridad y el de la comunidad que reconoce la excelencia de sus productos y esfuerzo emprendedor.

UN REFUGIO DE DESCANSO Y PLACER

Y ya a 23 kilómetros de Fresia-Ciudad, quizás también impulsados por el viento de media tarde y la lluvia leve, pero persistente, el alcalde nos llevó a un lugar de “refugio expandido”. Sí, porque así como nos encontramos con una centro de eventos de primer nivel a campo pleno, también con la naturaleza en su máximo esplendor, que nos muestra junto a las gotas intermitentes, la belleza del paisaje, el río, las oportunidades que este le ofrece al turista, junto a cabañas que se levantan con la madera del lugar y hechas con la arquitectura de sus dueños, a mano, serrucho y martillo, decoración y confort, para la familia amante de la naturaleza virtualmente virgen para ofrecer hospedaje y una vista que maravilla, encanta y sorprende:  no hay internet.

Es el CENTRO LA RIVERA, AGROTURISMO, resulta más excepcional al conocer a sus dueños. La misma tierra fértil de los emprendimientos antes mencionados, se suma una sociedad espontánea con la flora y fauna del sector; impregna, seduce, motiva, inspira. Si la naturaleza cautiva, también lo hace la pareja anfitriona, como lo hizo cuando autoridades nacionales, regionales y locales, inauguraron el año de Agro-Turismo Rural”, precisamente en estas instalaciones, con el verde de la producción casera de hortalizas y el “medio corderito” de vuelta y vuelta….

Cabañas, tina caliente, pesca deportiva, quincho, asados al palo, curantos, parrilladas y repostería artesanal, completan una oferta de escenario natural, virtualmente virgen, con la amabilidad y fervor de sus anfitriones.

Tarde-noche ya, es tiempo de regreso a la ciudad.

Hemos sido testigos de la realidad de emprendimientos enclavados en  el campo fresiano, de las manos y del empuje campesino, de la naturaleza que seguramente inspiró a los españoles de la corona. Y así entendemos, en breve, que desde hace más de 200 años, hay una tarea pendiente para que sí, en el siglo 21, sea un CAMINO REAL, real por la historia y su concepción: real por lo mucho que en su entorno se puede hacer.